RECOMENDACIONES GENERALES PARA UNA BUENA ACTUACIÓN:

 

Por Sergio Morel

 RECOMENDACIONES DE ACTUACIÓN

 

A continuación les comparto algunas máximas que me han servido a lo largo de mi carrera teatral; si les son útiles, no duden en utilizarlas:

–       La primera obligación de un actor es con la obra.

–       Tu actuación está determinada por lo que has ensayado. Si ensayaste bien, la representación se cuidará por si misma.

–       No gastes tu energía en nada que no sea la representación.

–       Es más fácil ser buen actor si trabajas con buenos actores.

–       Es más fácil actuar con gente que te agrada

–       Un actor debe tener dentro de sí la esencia del personaje que representa.

–       Investiga siempre sobre tu personaje.

–       Conviértete en el personaje y no pretendas actuarlo; lo que tienes que actuar es la situación, no el personaje.

–       Lo que se hace, lo hace el personaje, pero debe verse real.

–       Evita las emociones artificiales.

–       Una buena actuación es aquella en que el actor parece concebir las palabras y no sólo recordarlas.

–       La actuación mecánica simplemente no funciona.

–       No seas formalista: sé verdadero

–       Es más importante cómo inicias que cómo terminas, porque al principio es cuando el público se forma una imagen de ti.

–       Pero no le muestres al público todo tu personaje desde el inicio; es agradable hacer algunas insinuaciones de los grandes cambios que tendrás a lo largo de la obra; esa potencialidad debe estar acechando desde el principio.

–       El deber de un actor es ser claro.

–       No es preciso que un actor borre su personalidad y empiece su caracterización desde cero. Más bien, utilízate a ti mismo y cambia sólo lo que es necesario. “Acepta lo que es igual y cambia lo que es diferente”.

–       Lo que eres en la vida diaria es lo que serás en el escenario.

–       Después del talento la característica más importante para un actor es tener buena memoria. Una memoria para los hechos y las emociones. Un almacén de experiencias.

–       Observar enriquece el conocimiento del comportamiento humano.

–       Nunca dejes de observar a las personas y a las cosas.

–       La acción debe corresponder a la palabra y la palabra a la acción.

–       Sólo cuando un actor se siente cómodo puede enriquecer su actuación.

–       Hay que saber relajarse. Un actor tenso no puede ser un buen actor.

–       No puedes preocuparte y pensar al mismo tiempo

–       Hay que hacer todo lo posible para adquirir el don de poder concentrarse con facilidad.

–       La confianza y la concentración van de la mano.

–       Cuando sea necesario, tómate tu tiempo.

–       La obligación de un actor es ser escuchado.

–       El 60% de la actuación lo lleva la voz; sus características son: velocidad, timbre, volumen y tono.

–       Un actor debe ser capaz de hablar con voz fuerte, clara y sin tensión.

–       Fortalece tu voz ejercitándola una media hora diaria.

–       Cuando la voz, la lengua y los labios están listos es como tener cargadas las baterías.

–       Practica la lectura a primera vista.

–       La forma para llegar al significado de un texto es distinguir lo que se debe enfatizar y lo que no.

–       Da rienda suelta a tus emociones para que enmarquen y den forma a tu actuación.

–       Un actor es alguien a quien se mira, así que querrás hacer todo lo posible para conservar una apariencia tal como la deseas.

–       Un actor requiere resistencia física.

–       Si vas a inhibirte delante de los demás y no te arriesgas a experimentar el ridículo, no llegarás a ninguna parte. Si no eres capaz de llegar tan lejos no tiene sentido empezar.

“Código para Intérpretes Teatrales” (Código Morel)

 

1.- Sé disciplinado

2.- Sé obediente

3.- Sé puntual

4.- Sé sincero

5.- Sé comprometido

6.- Sé responsable

7.- Sé prudente

8.- Sé generoso

9.- Sé claro

10.- Sé propositivo

11.- Sé arriesgado

12.- Entrena

13.- Relájate

 

Si no eres capaz de llegar tan lejos no tiene sentido empezar.

 

La actuación es entrega, y ésta debe ser total.

El trabajo duro nunca ha matado a nadie

 

RECOMENDACIONES DE ACTUACIÓN